Cruzando normalidades

Para una mente tan frecuentemente difusa como la mía es común, relajante o normal que lo que ocupe a las piramidales sea lo que pasa por mis sentidos en un pasado inmediato.
Pocas veces hay planeación de detalles en aspectos tan variables como el equilibrio de relaciones.
 
La expresión de las vocalitas son sólo un reflejo de un pasado pasante.
 
"¿Acaso no quieres ser normal?"
Hay cosas que son comunes, normales, pero no deseables.
Así que lo que se cree que es normal puede ser una fácil y clara definición estadística, donde la mayoría de valores ronde un punto medio y algunos se salgan de ese patrón y se vuelvan anormales o frikis.
O uno se puede aferrar a una idea de que la normalidad es o que le pasa a todo el mundo incluyendo a uno.
O que lo normal es lo que los convencionalismos sociales indican que debe ocurrir, aunque casi nunca ocurran.
A veces uno cree que lo normal es lo que uno no vive, porque se siente una anormalidad atípica continua.
 
A mí me gusta la normalidad normal. Donde sé que soy muy común y corriente en algunos aspectos, y que soy poco común y muy particular en otros. Además hay ciertos convencionalismos que sí me gustaría que se cumplieran y cumplirlos, y unos poquitos que no.
Es la combinación que yo concibo como "normal".
 
Es la hostia aceptarse anormalmente normal.

Una respuesta a “Cruzando normalidades

  1. Al final, lo q es normal para unos, no lo es para otros… Cuestión de enfoques.Buena semana.Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s