Otro grado

En serio que hay cosas que arruinan las otras cosas. Y en ocasiones el manejo de las cosas no resultan tan mal manejadas o bien manejadas como su hubieron habido de manejar.

El punto es que las firmas se firman doble, y es muy complicado mantener la legibilidad.

Esto no suena mal, es agradable al sonido de la lluvia. Siempre cuando se camina con calma y no aparece ningún vehículo que rescate del andar es agradable llegar con la frescura del agua dulce cayendo parsimoniosamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s